Google+ Followers

domingo, 7 de abril de 2013

poevida

Ritmo de tambores lejanos
humedad de la noche
fuegos encendidos en la playa
algo nos distrajo y embrujó
Ahora nunca es tarde
para asombrarse
como el que se enamora



Hay sitios con playa y montaña
perros y gatos
casas blancas subiendo
como velas encendidas
acantilados y playas a un lado
y al otro montañas con nubes
proponen que las subas
Levantarse con esa visión



¿Qué había aprendido en bosques
de arándanos y frambuesas
en ciudades ojos de humo?
Cada vez más profundo
Dos caras diferentes del tiempo